lunes, 17 de marzo de 2008

Paris. Día 1

Conocí París y no me decepcionó.

Para ser exactos, fué un Shock! París es una ciudad que se ha encargado de conservar toda su herencia arquitectónica. Posee políticas para evitar el "afeamiento" de la ciudad. Para dar un ejemplo, mi hermano me decía que las construcciones nuevas casi no se ven porque una licencia que pase por toda la normatividad respecto a la concordancia arquitectónica toma alrededor de 4 años.

Primer Día:

Después de llegar, nos dirigimos a Les Toileries. Es un Jardin donde se puede apreciar el Louvre y hay un montón de estatuas.

La primera con la que me encontré fue ésta:



Por lo que tengo entendido todas son replicas de esculturas del Louvre:

Ésta es de las que mas me gustó:



Es nada mas y nada menos que Pericles. Cuando estaba pequeño tenía un libro que se llamaba "La Grecia de Pericles". Fue el primer libro que compré.

Seguímos caminando cuando mi hermano me dice en tono de burla:

-¿Diego que es eso?

Miro y...



Primera vez que vi la Torre Eiffel!

No lo podía creer. Pensé en algún momento que una imagen tan fusilada perdía su encanto. Simplemente me equivoqué.

Después caminamos hasta el obelisco. Éste fue un regalo de los egipcios a Francia. La verdad, fue de las cosas que mas me emocionó cuando la vi. Desde pequeño he tenido una fascinación por la cultura egipcia, y ésta era la primera pieza autentica egipcia que veía.



Después de eso, nos dirigimos a La Madeleine.



Cierto que no parece una iglesia?

Pues al menos eso fue lo que pensé yo. Adentro hay una estatua muy grande y en el momento había un ensayo de un musical. La acústica era simplemente impresionante, el chello hacía que a uno le dieran escalofríos. Y sumado a la imagen de la estatua del interior hacía que a uno le dieran hasta ganas de creer!

Lamentablemente no tomé fotos adentro... eso si me pareció poco pertinente.

Después terminamos en el barrio Latino. Calles peatonales, Restaurantes griegos, Italianos, Cafés Franceses... En un restaurante Griego quebraban platos a la entrada... por lo que entendí es una costumbre Griega, pero en este caso se trata de una estrategia para llamar la atención de posibles clientes.



Estando en el barrio latino nos comimos una auténtica creppe francesa acompañada de una jarra de cidra. La mía era de champiñones, queso y "Lardon" (Lardon es una tocineta gruesa). De postre me comí otra creppe con blue berries y chantilly.

Después de ésto, ya quedo irse para la casa e intentar dormir.

Todas las fotos del primer día AQUI

PD: Voy muuuy lento :( Estoy en Budapest y no he terminado de relatar el viaje a Paris... Paciencia por favor :)

1 comentario:

jpemberthy dijo...

Así es washington, acá no dejan construir rascacielos, o edificios de determinada altura, tenemos el obelisco, en fin ... I <3 D.C.